Los sorprendentes análisis científicos de la Sábana Santa

In Reliquias y Tecnología

La Sábana Santa o Sudario de Turín es de las reliquias cristianas que mayor atención ha recibido por parte de los científicos, teólogos, historiadores y filósofos. El debate gira en torno a la naturaleza de esta famosa tela de lino que muestra la imagen de un hombre que tiene los traumas físicos propios de una crucifixión. ¿Es el sudario que cubrió el cuerpo de Cristo en el momento de su entierro y el rostro que aparece es el suyo? La ciencia responde.

El uso de la ciencia y la tecnología para estudiar el sudario comenzó en 1898. El fotógrafo Secondo Pia observó que en los negativos de las imágenes que captó del sudario se podía ver con más nitidez la imagen del cuerpo impresionado en el lino.

Más adelante ocurrieron otros estudios fotográficos relevantes. A petición del Vaticano, la empresa HAL9000, experta en fotografía digital de alta resolución, digitalizó la imagen del Sudario el 22 de enero de 2008. Por medio de una fotocomposición de 1.600 fotografías, se generó una imagen gigantesca de 12,8 gigapíxeles. Esta fotografía, por lo tanto, permite un análisis muy detallado, como si se estuviese mirando a través de un microscopio.

La Sábana Santa: los métodos científicos

Pero era necesario aplicar métodos científicos para acercarse a la verdad del sudario. En 1988, el Vaticano permitió a 3 centros de investigación independientes que hicieran exámenes de radiocarbono sobre un fragmento del sudario. Se enviaron muestras a la Universidad de Oxford, la Universidad de Arizona y la Escuela Politécnica Federal de Zúrich. Adjuntaron muestras de otros tejidos para comprobar la fiabilidad de las técnicas utilizadas.

El método científico de datación por radiocarbono es una técnica basada en isótopos más fiable para conocer la edad de muestras orgánicas de menos de 50.000 años. Las dataciones aplicadas sobre la Sábana Santa coincidieron en que el fragmento de tejido del sudario había sido confeccionado entre 1260 y 1390.

Críticas a los análisis de la Sábana Santa

Los análisis de radiocarbono fueron criticados en varios congresos, en los que se acusó a los laboratorios de errores en la aplicación del método de datación. En 2005, Remi van Haels publicó un artículo en el que argumenta que el tamaño de las muestras obtenidas a partir de fotografías no coincide con las que se reportan en los informes oficiales. Esto sugiere una falsificación.

En 2002, el experto en química y socio retirado del Laboratorio Nacional de Los Álamos Ray Rodgers, aseguró que la muestra cortada del Sudario de Turín para hacer los análisis de radiocarbono había sido tomada de un área de la tela que volvió a ser tejida en la Edad Moderna. Rodgers, en un artículo de 2005 de la revista Thermochimica Acta, ofrece una prueba química de que la muestra extraída de la sábana en 1988 no era válida.

El físico nuclear Harry E. Gove, inventor del método de datación por radiocarbono que se aplicó sobre el sudario, admitió la posibilidad de que una capa biológica sobre una muestra pudiera falsear la datación. Por lo tanto, si esta capa fuera lo suficientemente gruesa podría haber producido unas fechas más recientes que las reales. Unos años después, por alguna razón, determinó que su estudio previo era parcial y no se aplicaba al lienzo de Turín.

¿Marcas de agua en la Sábana Santa?

Las investigaciones más recientes se han centrado en las marcas de agua y en las quemaduras que tiene el sudario. Al parecer, las huellas de quemado más grandes proceden del incendio de Turín de 1532. Sin embargo, en 2002, Aldo Guerreschi y Michele Salcito presentaron una investigación en el IV Simposio Científico Internacional de París. Alegaron que las marcas debían ser más antiguas porque las simetrías del lienzo coinciden con las de las telas que se encontraron en los rollos escritos de Qumrán.

Sin embargo, según la experta restauradora de textiles Mechthild Flury-Lemberg existe un zurcido en la sábana idéntico a un tejido del siglo I, que era exclusivo de la fortaleza de Masada junto al Mar Muerto, a solo unos kilómetros de Qumrán. Esta afirmación fue contestada por Orit Shamir, que encontró varias diferencias entre el tejido del sudario de Turín y los de Palestina en el siglo I.

Las dudas sobre la Sábana Santa

En consecuencia, el centro de estos debates científicos está la duda. ¿Por qué resulta tan controvertido analizar una reliquia tan importante? ¿Dónde descansa la verdad sobre los análisis del Sudario de Turín? Es difícil de establecer de forma categórica y quizá haya que responder mediante la fe. Ya sea en los métodos científicos o en la datación de la Sábana Santa en tiempos de Cristo.

Y tú, ¿qué opinas? ¿Crees que la Sábana Santa es auténtica? ¿Tienes tu propia teoría? Comparte tus pensamientos con nosotros y en las redes sociales.

¡Suscríbete!

Si te gustan catscience.org y El misterio del umbral, suscríbete ahora y recibirás más misterios en tu buzón.

You may also read!

Fecundación in vitro: un problema moral solo para los integristas

La fecundación in vitro (FIV) es una técnica de laboratorio destinada a fecundar un óvulo con un espermatozoide fuera

Read More...

¿Cuál es la verdadera Vera Cruz?

La Vera Cruz es la reliquia cristiana más conocida, así como el símbolo religioso más reconocido en el mundo

Read More...

Científicos de todo el mundo buscan el Arca de la Alianza

Un equipo internacional de investigadores está buscando el Arca de la Alianza en el Monte Nebo (Jordania), un territorio

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu